Skip to content

Las mejores sorpresas para los novios de una boda

junio 10, 2022

¿Quieres darle a tu pareja una dulce sorpresa? No tiene por qué ser exagerado ni extravagante (aunque, bueno, un álbum de fotos de alcoba es un éxito seguro). Aquí tienes toques inesperados que le harán sonreír aún más y le entusiasman aún más para casarse contigo. En este artículo veremos las mejores sorpresas para los novios en la boda.

Escribe una carta de amor

 

No hay nada tan romántico y bonito como una sentida nota escrita a mano. Puedes hacérsela llegar a través de una de las damas de honor o de los padrinos, o dejarla en un lugar donde tu pareja no la descubra hasta el día de la boda.

Un diario de la boda o un álbum de recortes

 

Esto requiere un poco de preparación mucho antes del gran día; de hecho, puedes empezar en cualquier momento de tu relación. Lleva un diario, anota los momentos memorables e incluye fotos de los dos, recuerdos (talones de películas, notas adhesivas, cualquier cosa) y preséntalo a tu pareja el día de la boda.

Entrega de desayunos

 

Si te alojas en el hotel, pide el desayuno por la mañana. Si no, bueno, siempre está el viejo servicio de entrega de comida. Piensa en algo sencillo y nutritivo, como una tortilla, copos de avena, yogur griego o sopa de arroz integral, para ayudar a tu pareja a pasar el día y calentar su corazón. Eso sí, presta atención al tipo de comida: evita los alimentos cargados de sal o que provoquen hinchazón.

Guarda una cesta o un paquete de aperitivos en su habitación

 

Si no es posible entregar el desayuno, considera la posibilidad de esconder una cesta llena de aperitivos saludables o bocadillos para el desayuno. Puedes pedir la ayuda de tu séquito de la boda, o colocarlos en su armario el día anterior. No te olvides de incluir una nota de corazón.

Planea una actuación sorpresa

 

No tiene por qué ser una actuación de baile a todo trapo. Canta su canción de amor favorita (o tu canción). Si ya sabes tocar un instrumento musical, mejor aún. Si no es así, considera la posibilidad de aprender a tocarlo el día de la boda. Seguro que tu nueva habilidad te será útil en otras ocasiones.

Enviar un mensaje de vídeo

 

Puedes reproducirlo durante la recepción o, si crees que tu pareja prefiere algo más privado, envíalo por la mañana, antes de que os veáis en persona: no hay nada mejor que ver la cara de un ser querido mientras tiene los nervios del día de la boda.

Haz un desvío

 

Si tenéis tiempo, volved a visitar un lugar que tenga un significado para los dos: todas las parejas tienen uno. Pensad en vuestra primera cita, vuestro lugar favorito, el sitio donde os besasteis por primera vez… Podéis hacerlo después de la ceremonia o los votos, y antes de la recepción.

Tener un momento privado

 

¿No has conseguido robar tiempo para ese viaje? En medio de toda la toma de fotos, los discursos y el frenesí del día de la boda, intenta escabullir un momento para vosotros dos solos. Al fin y al cabo, es la celebración de vuestra unión.

 

 

 

Planea un pastel para el novio

 

Si tu pareja quería algo un poco extravagante a la hora de hacer la tarta de la boda pero no encajaba del todo con la temática de la misma, sorpréndele con una tarta propia.

 

Accesorios para su traje

 

Si tu futura pareja no tiene ya uno, regálale un accesorio que combine con su ropa del día de la boda. Si te preocupa que no combine, opta por algo pequeño, discreto y a prueba de fallos, como unas tachuelas de cristal o un elegante broche para la novia, unos gemelos o un alfiler de solapa para el novio.